TITULARES

Música

COMUNIDAD ZEN

Opinión

TecnoCiencia

Vídeoteca

martes, 10 de junio de 2014

Exigencias del Gobierno al Eln serán las mismas que a las Farc posiblemente en Ecuador

***

El presidente Juan Manuel Santos aseguró este martes que desde enero de este año está en curso una fase exploratoria de diálogos de paz con el Eln, pero advirtió que no se pondrá oficialmente en marcha una mesa de negociación hasta que se concrete una agenda definitiva.

Santos afirmó que "el conflicto es solo uno", por lo que "no puede haber dos modelos de dejación de armas, dos proceso de refrendación, dos ejercicios diferentes de esclarecimiento de la verdad".

El Jefe de Estado enfatizó que los diálogos con el Eln también buscan ponerle punto final a más de 50 años de guerra, por lo que necesariamente incluirán la dejación de las armas de esta guerrilla y la garantía de no repetición para las víctimas.

Santos añadió que el proceso "es en el exterior, sin cese al fuego bilateral, sin despejar un milímetro del territorio", y enfatizo que, al igual que el que se sigue con las Farc, "ni los fundamentos de nuestra Constitución, ni nuestro modelo económico ni nuestras Fuerzas Militares".

"Es mi responsabilidad como Presidente informar al país de la existencia de este esfuerzo de paz, que responde a la visión de una paz integral que ha venido promoviendo mi Gobierno", enfatizó Santos.

El mandatario agregó que esta fase exploratoria con el Eln no pone en riesgo los avances que se han logrado con las Farc, proceso del cual dijo entró en su fase final, y precisó que la responsabilidad política de esta nueva fase de diálogos con otra guerrilla "recae exclusivamente sobre mis hombros, sobre los de nadie más". Y puntualizo que "la paz es posible, preparémonos para la paz".

La declaración del Jefe de Estado se hizo desde la Casa de Nariño. Previamente, se reunió con sus asesores más cercanos y con quienes estuvieron al tanto de los acercamientos entre el Gobierno y el Eln, con el fin de ultimar los detalles de forma para explicarles a los colombianos el paso que se acaba de dar en la intención de terminar el conflicto armado.

Este anuncio de Santos de iniciar una fase exploratoria con el Eln se vuelve clave para concretar el inicio de una mesa de diálogo en los próximos meses, luego de que se concrete una agenda de conversaciones.

Santos estuvo acompañado del comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, y Franck Pearl, excomisionado y actual miembro del equipo negociador del Gobierno en La Habana.

Algo que quedó claro es que el Eln no se sumará a la misma mesa que desde hace más de 18 meses se instaló con las Farc en La Habana, y, aunque aún no es confirmado, varias fuentes extraoficiales hablan de que la sede de estas negociaciones sería Ecuador.

De hecho, en el comunicado conjunto del Gobierno y el Eln se le agradece a ese país, entre otros que ya están vinculados a los diálogos de Cuba, por las gestiones que ha realizado en favor de la paz en Colombia.

Distintas voces cercanas a este proceso de negociación han indicado que los acercamientos los lideraron Pearl, negociador del Gobierno en Cuba, y 'Antonio García', del Eln.

Esta es la declaración completa del presidente Santos:

Hemos decidido, junto con el Ejército de Liberación Nacional, dar a conocer al país la fase exploratoria de conversaciones que está en marcha desde enero de este año, luego de una serie de reuniones previas durante el 2013.

Tomé esta decisión por dos razones.

Primero, porque el proceso de La Habana entró en su fase final, luego de la declaración conjunta de principios para abordar el punto de víctimas y de la conformación de una subcomisión técnica que va a comenzar a tratar el punto del fin del conflicto, incluyendo la dejación de armas por parte de las FARC.

Esto quiere decir que vamos a comenzar a discutir los dos últimos puntos sustantivos de la Agenda, que son los que involucran más directamente a los grupos armados, porque ahora tendrán que responder por sus víctimas y tendremos que acordar cómo va a ser el proceso de dejación de armas y reincorporación a la vida civil.

Hay que tener claro que el conflicto es sólo uno y por eso el proceso para poner fin al conflicto es uno.

No puede haber dos modelos de dejación de armas, ni dos procesos de refrendación, ni dos ejercicios de esclarecimiento de la verdad.

Y segundo —y ante todo— porque es mi responsabilidad como Presidente informar al país de la existencia de este esfuerzo de paz, que responde a la visión de una paz integral que ha promovido mi Gobierno.

El Gobierno valora estos pasos que está dando el ELN.

Pero también tenemos que hacer claridad en que —hasta tanto no queden acordadas en esta fase exploratoria todas las condiciones necesarias— no daremos el siguiente paso, que es el inicio de una mesa formal de conversaciones con este grupo.

Y en todo caso no vamos a poner en riesgo los avances de La Habana.

¿Cuáles serán esas condiciones?

Eso es lo que estamos acordando en este momento.

Pero no será nada diferente de las condiciones que exigimos a las FARC antes de iniciar un proceso:

- Que es para terminar el conflicto;

- Que es con dejación de armas;

- Que es sobre unos puntos específicos que tienen que ver directamente con el fin del conflicto -que deben incluir un punto sobre cómo vamos a resarcir a las víctimas, como ya se acordó-,

- Y que es en el exterior, sin cese al fuego bilateral, sin despejar ni un milímetro del territorio nacional y sin desmilitarización de ningún tipo.

Como dije en septiembre de 2012, no están en discusión ni los fundamentos de nuestra Constitución, ni nuestro modelo económico ni tampoco nuestras Fuerzas Militares.

Este también es y seguirá siendo un proceso serio, digno, realista y eficaz.

En su debido momento ¬—y si tenemos éxito— le comunicaremos al país los resultados de esta fase exploratoria.

Agradezco muy especialmente a los países que han acompañado esta fase: Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, Noruega y Venezuela, así como a todas las personas que de buena fe han contribuido a este esfuerzo.

Quiero terminar reiterando lo que dije cuando anuncié el Acuerdo General con las FARC: la responsabilidad política por este nuevo esfuerzo de paz recae exclusivamente sobre mis hombros y sobre los hombros de nadie más.

Un proceso integral de paz que incluya tanto a las FARC como al ELN es la mejor garantía para las víctimas y para el país de que este conflicto terminó para siempre y nunca más se va a repetir.

Esta es la oportunidad.

La paz es posible. ¡Preparémonos para la paz!
****
 
Copyright © 2013 Radio Chécheres
Powered by Multimedia