TITULARES

Música

COMUNIDAD ZEN

Finanzas y Economía

Ciencia y Tecnología

Vídeoteca

jueves, 10 de julio de 2014

'Hamás no dará el brazo a torcer', dice el líder del grupo


Por primera vez desde el comienzo de la operación militar israelí Marco Protector, contra blancos de Hamás y otros grupos radicales palestinos en la Franja de Gaza, el jefe máximo de la organización en el exterior, Khaled Mashal, se pronunció públicamente sobre la situación y aseguró que Hamás “no dará el brazo a torcer”.

Hablando por televisión desde Catar, donde reside, Mashal, que ostenta el cargo de jefe del Departamento Político de Hamás, se dirigió al público israelí. “Su liderazgo cierra las puertas a los palestinos en Gaza y no los deja respirar”, acusó, y afirmó que las autoridades israelíes “asesinan a los palestinos, que no pueden más bajo ocupación”. “Continuaremos en la lucha, aunque la libremos solos”, advirtió. (Lea también: Israel intensificará su ofensiva contra el movimiento Hamas en Gaza)

La Fuerza Aérea israelí atacó cientos de blancos en Gaza, entre ellos las casas de algunos jefes del rango militar de Hamás. En los bombardeos han muerto por lo menos 50 personas, entre ellas varios civiles, y cientas han quedado heridas.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, recalcó ayer que el objetivo de la operación en curso es “devolver la calma al sur del país y las otras zonas afectadas” y anunció que serán intensificados los ataques “contra blancos de las organizaciones terroristas”.

El ataque más sangriento se produjo en Beit Hanun, en el norte de Gaza. Un misil lanzado contra una casa acabó con la vida de un mando del movimiento radical palestino Yihad Islámica y de cinco de su familiares, entre ellos dos mujeres y dos niños.

El presidente palestino, Mahmud Abás, tachó de “genocidio” la campaña israelí en curso. “Matar a familias enteras es un genocidio perpetrado por Israel contra nuestro pueblo”, declaró en una reunión sobre la crisis.

Cohetes van y vienen

En el terreno se siguen agudizando los ataques aéreos israelíes hacia blancos de los grupos armados en Gaza –que ayer ascendieron a más de 150 y son ya 550 desde el comienzo de la operación– y también el disparo de misiles desde Gaza hacia territorio israelí.

Las alarmas sonaron en Jerusalén, Tel Aviv y otras ciudades de Israel durante horas, cada vez en otro lado.

La sorpresa ha sido las zonas a las que han logrado llegar los cohetes lanzados desde la Franja de Gaza hacia Israel. Por un lado, se abrió fuego por primera vez hacia las localidades de Yeruham y Dimona en el sur, disparos reivindicados por Hamás, que asegura que su intención fue pegarle al reactor nuclear de Dimona.

Los disparos hacia dicha ciudad fueron interceptados en el aire por la batería antimisiles israelí ‘Cúpula de hierro’.

Los misiles llegaron a sitios que antes se consideraban no estaban al alcance de los palestinos, como Cesarea e incluso a pocos kilómetros al sur de la ciudad costera norteña de Haifa.

La ‘Cúpula de Hierro’ salvó numerosas vidas al interceptar decenas de cohetes dirigidos a áreas densamente pobladas.

De 105 cohetes disparados desde Gaza a Israel en el segundo día de la operación, al menos 81 impactaron en tierra y más de 20 fueron interceptados en vuelo.

A los ojos del mundo

Estados Unidos, la Unión Europea, varios países árabes e Irán han pedido un cese inmediato de la violencia, en una región ya de por sí caldeada.

Egipto se sumó al llamamiento pero minimizó las posibilidades de propiciar una tregua, como ya hizo en anteriores escaladas de violencia entre Israel y Hamás. “No hay mediación propiamente dicha”, dijo un portavoz de la cancillería egipcia.

El presidente francés, François Hollande, y la jefa del gobierno alemán, Ángela Merkel, mantuvieron ayer una conversación telefónica con el Primer Ministro israelí, durante la cual “condenaron” los disparos de cohetes contra Israel.

JANA BERIS
Corresponsal de EL TIEMPO
Jerusalén
Con AFP
 
Copyright © 2013 Radio Chécheres
Powered by Multimedia