TITULARES

Música

COMUNIDAD ZEN

Finanzas y Economía

Ciencia y Tecnología

Vídeoteca

martes, 26 de abril de 2016

EE.UU.: ¿Por qué la mafia californiana roba almendras y pistachos?


Las autoridades de California (Estados Unidos) siguen la pista de un grupo criminal que se dedica a robar almendras, pistachos y otros frutos secos. En 2015 estos malhechores, que actúan en la región del Valle Central —la zona californiana que concentra casi todo el cultivo de esos productos—, se apropiaron de manera indebida de más de 30 cargamentos de los cultivadores y los transportistas, a los que infligieron un daño estimado en 4,6 millones de dólares.
EE.UU.: ¿Por qué la mafia californiana roba almendras y pistachos?

En los últimos años, los frutos secos han incrementado su valor debido al aumento de la demanda provocado por diversos estudios sobre alimentación, que alaban los beneficios que aportan a la salud del consumidor, y al descenso de la oferta, como consecuencia de la sequía que azota a ese estado norteamericano. Además, estos productos resultan atractivos para los delincuentes porque son difíciles de rastrear debido a que no tienen número de serie, se trasladan con facilidad y se consumen con rapidez, según ha explicado a la BBC el alguacil del condado de Tulare, Mike Boudreaux.
Las fuerzas del orden aseguran que el colectivo que está detrás de estos robos se distingue por su gran conocimiento sobre Internet y su alto nivel formativo. Así, estos timadores suelen 'hackear' el sitio web del intermediario que busca a transportistas para trasladar cargamentos desde un productor a una compañía compradora y cambia tanto el número de teléfono como la dirección de destino. De este modo, el conductor recoge y traslada el pedido a un lugar de la ciudad de Los Ángeles, en donde llama a los ladrones y les entrega la carga sin saber que no son los verdaderos destinatarios. A cambio, los maleantes le garantizan que al cabo de unos 20 o 30 días recibirá un cheque por el trabajo realizado, un pago que nunca recibe.
En otras ocasiones, la red delictiva emplea camiones fantasma que a las bases de datos de transporte les resulta imposible rastrear.
Tras apropiarse de los frutos secos, los estafadores los venden a precio de mercado. Por ejemplo, por 18,5 toneladas de pistachos pueden llegar a obtener hasta medio millón de dólares.
Mientras que las reuniones entre los agricultores y transportistas para intentar paliar este problema no han tenido éxito, el condado de Tulare ha formado un cuerpo de investigadores con la intención de desarticular esa red delictiva. "Estamos cerca de realizar algunos arrestos", afirma al alguacil Boudreaux, quien no proporciona más detalles para no dar pistas a los bandidos.
 
Copyright © 2013 Radio Chécheres
Powered by Multimedia