TITULARES

Música

COMUNIDAD ZEN

Finanzas y Economía

Ciencia y Tecnología

Vídeoteca

jueves, 23 de junio de 2016

Turquía rompe la tradición y convierte Santa Sofía en mezquita durante el ramadán


Erigida a la entrada del Bósforo y en el Cuerno de Oro de Estambul, la espectacular basílica de Santa Sofía vuelve a verse salpicada por la polémica tras la decisión de las autoridades turcas de utilizarla como mezquita durante el ramadán, el mes de ayuno musulmán que comenzó a principios de junio. Las oraciones dirigidas cada día por un clérigo distinto, y retransmitidas en directo por la TV pública, se realizan poco antes del alba, con objeto de que durante la jornada la basílica vuelva a acoger como museo a docenas de miles de turistas.
Turquía rompe la tradición y convierte Santa Sofía en mezquita durante el ramadán

El malestar de la iglesia ortodoxa y de varios gobiernos occidentales ha llegado a la ONU y a otras instituciones, pero son tantos los frentes abiertos por el presidente islamista, Erdogan, que este conflicto pasa casi inadvertido. Santa Sofía fue, desde su construcción en el siglo VI, el templo donde se coronaron los emperadores bizantinos. Tras la conquista otomana, en 1453, la monumental basílica fue adornada con minaretes y convertida en mezquita. En los años 30 del siglo pasado, la creación del actual Estado laico turco supuso la conversión de Santa Sofía en museo, un estatus que sigue vigente pese a los deseos expresados por algunos líderes del partido islamista en el poder (el AKP) de volver a convertirla en mezquita.
“Esta especie de obsesión por celebrar ceremonias musulmanas en un monumento que pertenece al patrimonio de la humanidad es incomprensible, y muestra falta de respeto y de contacto con la realidad”, dijo un comunicado del Gobierno griego, que con el izquierdista Tsipras se esfuerza por mantener una relación lo más cordial posible con Turquía. Entre otras razones, porque a Atenas le preocupa mucho más la suerte de los refugiados -que pretende devolver a la península de Anatolia- que la sensibilidad de su propia jerarquía religiosa.
El contencioso ha sido planteado ante la Unesco, el organismo de la ONU que vigila el patrimonio cultural mundial. El Departamento de Estado norteamericano ha planteado también una tímida queja ante su aliado turco, al pedirle que “preserve Santa Sofía de manera que se respeten sus tradiciones y la complejidad de su historia”.
 
Copyright © 2013 Radio Chécheres
Powered by Multimedia