TITULARES

Música

COMUNIDAD ZEN

Opinión

TecnoCiencia

Vídeoteca

viernes, 23 de marzo de 2018

Por qué el naranja es rojo (para los hombres) y la hierba es más verde para las mujeres

***

Como con el olfato o el oído, hay marcadas diferencias entre los sexos cuando se trata de la visión. La mujer es mejor percibiendo colores y el hombre percibiendo movimientos

Por qué el naranja es rojo (para los hombres) y la hierba es más verde para las mujeres
Hombres y mujeres tenemos diferente visión del color. Ellos ven el rosa y las mujeres pueden diferenciar dentro de esa misma gama muchas tonalidades como magenta, salmón, fucsia, coral, etc. Una teoría respaldada por varios estudios científicos que apoyan que ellas son mejores diferenciando los colores, mientras que los hombres gozan de una mayor percepción de los movimientos rápidos y las distancias (algo que posiblemente provenga de las funciones primitivas de cada género). Esta conclusión ha sido motivo de investigación desde los tiempos más remotos.
Tanto interés ha despertado el tema del color y su percepción, que hasta los más ilustres hombres de la Historia (Platón, Aristóteles, Leonardo, Newton…) desarrollaron sus teorías del color, complementarias y perfeccionadas unas, divergentes entre sí otras.


A la hora de distinguir tonalidades, si son demasiado parecidas, el ojo del hombre las verá como iguales. (Foto: Getty)
Según los expertos de Indo, multinacional española especializada en la comercialización de lentes oftálmicas, a pesar de los medios técnicos, estas teorías se acercaron mucho a la realidad que ahora nos muestran las avanzadísimas ciencias físicas, médicas y genéticas.
Así, en la actualidad, no solo sabemos de la relación entre el color y la luz, sino que también conocemos los receptores específicos cerebrales. El empirismo desplaza a la filosofía en este campo y nos permite ir más allá; estudio recientes han confirmado lo que parecía un simple tópico humorístico: las mujeres diferencian más colores que los hombres. Los colores topo, gris marengo y azul pavo real existen, y el cerebro de la mujer puede percibirlos.
La mayoría de estudios al respecto concuerdan en que las diferencias de percepción visual entre sexos son producto del desarrollo de las habilidades específicas necesarias para cada especialización a lo largo de la evolución de las especies.
A lo largo de la evolución el papel de los hombres ha sido el de cazador, mientras que la mujer se dedicó principalmente a la recolección. Estos roles han provocado que cada sexo desarrollase distintas habilidades para adaptarse a sus funciones prehistóricas. Es por ello que en la mayoría de los casos los hombres cuentan con más capacidad para detectar objetos en movimiento a gran distancia porque “prehistóricamente necesitaban identificar y clasificar posibles depredadores o presas”. Así, los hombres destacan en la percepción de los movimientos rápidos y discriminación de distancias (cazador), y las mujeres son mejores en la diferenciación de los matices de los colores (recolector). 
En ocasiones, al ojo humano le cuesta diferenciar entre colores muy similares debido a que tenemos una visión tricromática, es decir, que percibimos tres colores primarios porque poseemos tres canales independientes para la percepción de información de color. (Foto: Getty)
El profesor Israel Abramov lleva décadas dedicado a la observación de la percepción sensorial en el ser humano, entre otras cosas a la percepción visual del color. De sus estudios, publicados en la revista Biology of Sex Differences, se concluye que las mujeres tienen una mayor sensibilidad para la audición y el olfato, el gusto y la sensibilidad somato-sensorial.
****
 
Copyright © 2013 Radio Chécheres
Powered by Multimedia