TITULARES

Música

COMUNIDAD ZEN

Opinión

TecnoCiencia

Vídeoteca

sábado, 6 de febrero de 2016

Camuflando fotos de guerra

***

La Guerra civil de Camboya dejó una huella profunda de dolor en su sociedad; esta época  dejó secuelas  de sufrimiento en cada rincón, sitios donde pasarán millones de décadas y cada inocente será recordado. A partir de una crisis que para ese entonces parecía interminable, gobernada por conflictos ideológicos, balaceras universales y catástrofes económicas, se llegó al estado más deplorable de la humanidad. Remissa Mak, artista de Camboya, a través de una serie de ilustraciones titulada “Los últimos tres días”, cuenta la trágica historia de su infancia. En aquellos años espeluznantes, la vida de los civiles fue terriblemente arrebatada. Los ideales de aquel entonces fueron los responsables de la explosión de la guerra civil,  forzando a miles de personas a huir de sus casas, dejando a muchos seres queridos y toda una vida por detrás.


Dentro de estas personas está la vida de Remisa Mak, quien tuvo que huir de las temibles balaceras y los incendios interminables que crearon una de las masacres más aterradoras de toda la historia.

Fotografías de guerra

makremissa1
makremissa2
40 años después, Mak le hace un tributo a todas aquellas persona que fueron victimas del sufrimiento, de la hambruna, de las torturas y de la guerra. A través de estas fotografías se pretende recordar a aquellos años espeluznantes en los que la vida de los civiles fue terriblemente arrebatada.

El hombre camboyano que vivió en el periodo entre 1967  y 1975 estuvo expuesto a un gran abanico de barbaridades en el que la realidad de lo inimaginable era un hecho. Los actos de atrocidad fueron infinitos. El hombre cruel buscaba poder sin importar sobre pasar cualquier límite y afectar gravemente a las sociedades civiles. ¿En quién cabe tanto horror y desconsuelo?
makremissa2makremissa8
El camino hacia una desolación social comenzó con las grandes ideologías, el régimen de los Jemeres Rojos logró aplastar a la sociedad, plasmando una huella de inmenso dolor. La mente del hombre fue terriblemente afectada bajo semejantes torturas generadas en los interminables ataques a los civiles. Los prisioneros pasaron de ser personas a ser números de guerra, cada uno de ellos era una ficha clave para la industria de la maldad.
makremissa4
La vida en aquellos años de barbarie generaba una gran apatía, en medio de la repugnancia hasta de la misma víctima, ya nada les debía importar, sólo tratar de comprender por qué continuaban con vida; a partir de esto aparece la muerte emocional, cuando la vida pasada fue abandonada y olvidada; hay una pérdida de identidad de todas aquellas personas expuestas a situaciones inauditas para la supervivencia. En esos momentos el dolor físico no era lo que más dolía, sino la humillación y la indagación provocadas por la injusticia, por la cruda irracionalidad de todo aquello dominado por la crueldad.
makremissa5
Fueron muchos años de barbarie, de guerra y sufrimiento, como también fueron muchos otros en los que la sociedad de Camboya tardó en recuperar lo arrebatado y en construir de nuevo una vida digna. Sin embargo, el tiempo no podrá reparar muchos vacíos de las victimas, nadie les regresará a sus seres más queridos ni tampoco les sacaran del alma y de la mente las tremendas vivencias que afrontaron durante esta época. Los pueblos que no conocen su historia están obligados a repetirla, por esta razón la época de la Guerra Civil de Camboya debe ser recontada en cada generación, para jamás olvidar lo sucedido.
fotografías de guerra
 La humanidad culpable de estos años de genocidio sobrepasó el sufrimiento de las seres inocentes, trayendo terribles repercusiones para la sociedad. Fue la fuerza de las ideologías de ese entonces, las responsables de crear un contexto de terror y barbarie, quedaron un número inimaginable de víctimas en vano, de quienes hoy sólo queda el turbulento recuerdo de lo que fue.

fotografías de guerra
- Fuente: Aquí ****
 
Copyright © 2013 Radio Chécheres
Powered by Multimedia