TITULARES

Música

COMUNIDAD ZEN

Opinión

TecnoCiencia

Vídeoteca

viernes, 25 de marzo de 2016

FARC-EP agradece a EEUU respaldo a diálogos de paz

***

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) agradecieron este lunes 21 de marzo a Estados Unidos su respaldo a los diálogos de paz que desde hace más de tres años desarrollan en La Habana con el gobierno colombiano.

En una carta dirigida al secretario de Estado de ese país, John Kerry, quien en la jornada se reunió con los delegados de paz de ambas partes en conflicto, las FARC-EP destacaron que junto a Noruega, Cuba, Venezuela y Chile, Washington ha ayudado en los momentos difíciles a encontrar caminos de entendimiento en la Mesa de diálogo.
Ello ha permitido, según el grupo insurgente, que un sector importante de la sociedad colombiana comience a percibir a Estados Unidos como un amigo de la solución política para el conflicto armado de más larga duración en el hemisferio occidental.
Dicho sentimiento, agregó, constituye un logro de la administración del presidente Barack Obama y se ve fortalecido por el encuentro del secretario de Estado con la representación de las FARC-EP, al que calificó de histórico.
Kerry, que acompaña a Obama en la primera visita a Cuba de un presidente estadounidense en casi 90 años, se reunió por separado con los representantes del Ejecutivo colombiano y de las FARC-EP.
Según trascendió, en los encuentros ratificó la disposición de su país para colaborar con Colombia en la venidera etapa de posconflicto, particularmente con ayuda monetaria para inversiones y con la campaña de desminado en el territorio nacional.
En su misiva de agradecimiento por la reunión, la fuerza guerrillera elogió el trabajo realizado por el enviado especial a las conversaciones de paz del Departamento de Estado, Bernard Aronson, por permitirle comprender la visión de Estados Unidos sobre Colombia.
Aspiramos a que por su intermedio también comprendan nuestra altruista lucha, llena de ideales y de humanismo, acotó, al tiempo que manifestó saberse asistida por razones para creer que la norteña nación puede ver en ella un socio confiable en la construcción de la paz continental.
En tal sentido, las FARC-EP compartieron su expectativa de que Washington las reconozca como una fuerza política empeñada en la expansión de la democracia y el progreso social de Colombia.
La delegación de paz insurgente pidió a los Estados Unidos en su misiva ayuda para frenar la violencia paramilitar, uno de los principales obstáculos para la paz, pues en medio del proceso apaciguador “sigue impunemente segando la vida de defensores de derechos humanos y dirigentes sociales”.
De igual forma, solicitó su contribución para la implementación del acuerdo logrado en la Mesa de Diálogos para solucionar el problema de los cultivos de uso ilícito, el cual contempla proyectos y programas económicos alternativos que beneficiarán al campesinado.
En fecha no lejana le daremos la buena nueva al país y al mundo que Colombia ha llegado a la paz, precisan en su carta las FARC-EP, que actualmente dialogan con su contraparte en torno al cese el fuego bilateral, la dejación de las armas, y la desmovilización y reintegración a la sociedad de los ahora guerrilleros.
También debaten en torno al mecanismo más adecuado para refrendar por la vía popular todo lo pactado en los diálogos de paz, que hasta el momento ha generado consensos en los temas de reforma rural integral, participación política, combate a las drogas ilícitas y reparación de las víctimas.
A continuación el texto completo de la carta de la Delegación de Paz insurgente:

Saludo a John Kerry Secretario de Estado de los Estados Unidos de América

La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, Marzo 21 de 2016, año de la paz
Señor
John Kerry
Secretario de Estado de los Estados Unidos de América
Por su intermedio agradecemos al Gobierno de los EE. UU. el respaldo a los Diálogos de Paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP que buscan en la Mesa de La Habana poner fin al más largo conflicto armado del hemisferio occidental.
Junto a Noruega, Cuba, Venezuela y Chile, Washington ha ayudado en los momentos difíciles a encontrar caminos de entendimiento entre las partes. Ello ha permitido que un sector importante de la sociedad colombiana comience a percibir a EE. UU. como un amigo de la solución política, y el histórico encuentro con las FARC-EP en la ciudad de La Habana, contribuye a fortalecer tal sentimiento. Esto ha sido un logro de la administración del Presidente Barack Obama.
Agradecemos el trabajo realizado por el enviado especial del Departamento de Estado, Sr. Bernard Aronson, quien nos ha ayudado a comprender la visión de los EE. UU. sobre Colombia. Aspiramos a que por su intermedio, también comprendan nuestra altruista lucha, llena de ideales y de humanismo. Al fin de cuentas, durante décadas de confrontación, las FARC-EP no han hecho otra cosa que seguir la justa proclama de la primera Declaración de derechos humanos del planeta, la del buen pueblo de Virginia, del 12 de junio de 1776, reiterado el 4 de julio con estas sabias palabras:
“(…) cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, que persigue invariablemente el mismo objetivo, evidencia el designio de someter a los pueblos bajo un despotismo absoluto, es el derecho de ellos, es el deber de ellos, derrocar ese gobierno y proveer nuevas salvaguardas para su futura seguridad. (…)”
Nos asisten razones para creer que los EE. UU. están en condiciones de ver en las FARC-EP un socio confiable en la construcción de la paz continental, y esperamos que en consecuencia, nos reconozcan como una fuerza política empeñada en la expansión de la democracia y el progreso social de Colombia.
Es nuestra intención seguir trabajando resueltamente en estos pocos meses que nos separan del Acuerdo Final, con la certeza de que nada es posible sin la providencia (Nil sine numine); y todo, incluso lo más difícil, es posible de solucionar con buena voluntad.
Para tal propósito hemos entregado a los plenipotenciarios del Gobierno de Colombia y a los países garantes, una hoja de ruta que contiene elementos fundamentales como el Cese al Fuego y las hostilidades, la dejación de las armas, garantías de seguridad y fin del paramilitarismo.
Al respecto, Sr Kerry, por su conducto pedimos a EE. UU. ayude a frenar la violencia paramilitar, que en medio del proceso de paz, sigue impunemente segando la vida de defensores de Derechos Humanos y dirigentes sociales.
Complementariamente le proponemos contribuya a poner en marcha ya el Acuerdo logrado en la Mesa de Diálogos sobre solución al problema de los cultivos de uso ilícito con la implementación de los proyectos y programas económicos alternativos acordados en beneficio de los campesinos.
Finalmente queremos expresarle nuestro convencimiento de que en fecha no lejana le daremos la buena nueva al país y al mundo que Colombia ha llegado a la paz. Los pasos que estamos dando así lo auguran. Uno de los más importantes, es sin duda, la aprobación por el Consejo de Seguridad de NN. UU. de la Resolución 2261 que establece una misión política encargada del monitoreo del Cese bilateral de fuegos y hostilidades, así como de la dejación de armas.
Trabajemos para que se haga realidad la aspiración de que América Latina y el Caribe sean una zona de paz.
Delegación de Paz de las FARC-EP


****
 
Copyright © 2013 Radio Chécheres
Powered by Multimedia